Dispositivos sonoros rudimentarios o no convencionales

Existen artefactos con propósitos sonoros al igual que un instrumento musical, pero que ya sea por su construcción, estructura, material o resultado sonoro no propone un timbre, afinación o estructura que se identifique con un instrumento tradicional o de tipo convencional.

Podríamos diferenciarlos en dos categorías, por un lado los dispositivos sonoros rudimentarios y por el otro dispositivos no convencionales.

Los dispositivos sonoros rudimentarios son los ancestros de nuestros actuales instrumentos musicales y surgen del uso espontáneo de los materiales disponibles en el entorno de cada individuo: piedras, ramas, troncos, agua, arena, lienzos, tripas, cueros de animales, huesos, etc; fueron, son y serán, instrumentos sonoros propios de la cultura humana de todos los tiempos.
En la actualidad, sobre todo en zonas rurales, y países con indices altos de pobreza, estos artefactos surgen del uso de desechos y desperdicios: latas, bidones, botellas plásticas, cordones, tapitas, maderas, caños, restos de muebles y objetos se convierten en materiales sonoros que promueven el juego, el encuentro y la ronda, aun en condiciones de supervivencia extrema. Este tipo de objetos surgen del juego espontáneo y el encuentro azaroso con lo disponible. Es frecuente encontrar también propuestas lúdicas con este tipo de elementos en los jardines de infantes y educación de la primer infancia en general.

Ejemplos

Sería imposible enumerarlos a todos, ya que cada construcción alcanza la categoría de original e irrepetible, debido a que cada instrumento o dispositivo es producto de un planteo singular resultado del material disponible en ese contexto.

Teniendo en cuenta el material sonoro principal de un artefacto podríamos diferenciarlos en las familias de instrumentos habituales: percusión, cuerda y viento

Percusión: es posible generar sonido golpeando cualquier objeto sólido, por lo que en esta categoría podríamos incluir palos, piedras, canicas, etc.

Cuando exploramos en la sonoridad de los objetos y materiales que nos rodean encontramos matices y texturas muy interesantes. Por ejemplo el Bidonsorte, una construcción sencilla pero sonoramente peculiar: el botellón funciona de caja de resonancia y amplifica el sonido sutil y particular que emana el gran resorte al ser tocado o frotado con otro material metálico.

Cuerda: para este tipo de construcciones es preciso contar con una cuerda, tripa, banda elástica o hilo plástico que atado en sus extremos presente una tensión suficiente para que al pulsarla genere una vibración audible. Por lo general la vibración de la cuerda será audible si esta se encuentra tensada a una estructura que funcione como caja de resonancia.

Una opción sencilla y básica pero rendidora, es agregar una bandita elástica a una lata o recipiente.

Ejemplo 1 Lata Con Cuerda

Otra versión de cordófono no convencional:

Ejemplo 2 Cocarra o Cocajón con piezoelectrico. Se trata de un cajón plástico de envases al que se le agregaron dos cuerdas de alambre tensadas por un clavijero que se pego en un extremo del cajón. La vibración de la cuerda no es audible por si misma por lo que se agrego al cuerpo plástico del cajón un micrófono piezoelectrico, que toma las vibraciones por el contacto con el plástico.

Viento: en esta categoría entra cualquier dispositivo que genere sonido al estar expuesto a una corriente de aire intensa. En este grupo podíamos incluir ejemplos como peine con celofán, kazoos, mangueras, tubos y cualquier cuerpo tubular o ahuecado que genere sonido al entrar aire.

La fotografías y el audio pertenecen a un dispositivo construido con tubos de PVC, una manguera y una boquilla de madera inspirado en una flauta checoslovaca que se conoce como fujara.

Dispositivos no convencionales

Por otra parte podríamos distinguir a los dispositivos sonoros no convencionales, que no necesariamente presentan un planteo rudimentario. No convencional hace referencia al hecho de que no están construidos con los materiales ni los fines mas convencionales, pero quizás demandan un gran desarrollo técnico en su montaje.

En este grupo podríamos incluír una gran gama de especímenes que han surgido a partir de incorporar componentes de microelectrónica en objetos y construcciones singulares: mixers, controladores, intervenciones y hackeo (alteración en el uso o la estructura) de juguetes sonoros, etc.

Ejemplos

(sección en construcción)

Arduino

piezoelectricos

mixers

(linkear a Koka y Ariel Flores)

Técnicas mixtas: cada set=un mundo

Uso escénico

El uso escénico de este tipo de artefactos incluye en la escena objetos con un alto valor conceptual, estético o narrativo. Propone sonoridades únicas e irrepetibles, permite generar sonidos singulares desde adentro de la caja escénica, manteniendo el foco de atención principal del espectador y acentuando la atmósfera de la ficción.

Por otra parte algunos dispositivos permiten soluciones prácticas concretas como por ejemplo el uso de mixers sencillas y controladores que permiten sacar mayor provecho de los equipos disponibles en sala, sobre todo si estos presentan limitaciones.

Beneficios y contras

La limitación es al mismo tiempo una gran ventaja y desventaja: contar con un instrumento que acota la cantidad de sonidos posibles, propone un marco de exploración diferente y devuelve una identidad inevitablemente singular.

Por otra parte es generalemente menos costoso utilizar objetos rudimentarios o construir dispositivos específicos que adquirir instrumentos o equipamientos industriales, lo cual suele ajustarse mejor al presupuesto disponible en las producciones teatrales.

Otro aspecto importante es tener en cuenta el desgaste que sufren los objetos que participan de una o varias funciones o ensayos escénicos semanales. Utilizar objetos y materiales de bajo costo permite la experimentación sin tener el limitante de cuidar las condiciones de guardado que requieren algunos instrumentos musicales. Por ejemplo un didgeridoo de madera requiere un espacio amplio y particular de guardado que un caño de PVC encastrable soluciona de manera drástica. Por supuesto el resultado armónico de un dispositivos rudimentario quizás no es optimo si lo comparamos con un ejemplar construido por un luthier o fabricado industrialmente, pero si es el resultado sonoro es suficiente para el planteo general de la propuesta es totalmente válido. Al iniciar un proyecto que tiene aspiraciones de continuidad es preciso tener en mente el costo de mantenimiento, traslado y guardado de utilería y objetos.



Publicado por Malena Graciosi

Diseñadora y compositora de Sonido Escénico. Diseñadora y realizadora de dispositivos sonoros no convencionales y fuentes sonoras intraescénicas, con énfasis en la reutilización de materiales de desecho.

Un comentario en “Dispositivos sonoros rudimentarios o no convencionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: