CLASE 4 – (27 sep 2018)

El jueves pasado tuvo lugar el cuarto encuentro de este curso titulado El sonido escénico como manifestación del texto y la trama en el que nos proponemos indagar en las funciones y características específicas del sonido escénico.

En el encuentro anterior habíamos observado las características del sonido como fenómeno en el tiempo, y la implicancias de la idea de ritmo y velocidad en la construcción de un relato.

En esta oportunidad abordamos la noción de espacio en relación al sonido en general y al sonido escénico en particular.

Algunas consideraciones acerca del sonido y el espacio escénico:

  • El sonido es una onda que se manifiesta en la vibración de los materiales del entorno. En el caso del sonido escénico las estructuras materiales del edificio teatral,  en que se lleve a cabo una representación condicionará la calidad de los sonidos y la propuesta acústica, pero también planteará la ubicación de los espectadores en relación a las fuentes sonoras y su modo de recepción.vibracion por simpatia detalle B
  • La onda sonora que emite la función de teatro palpita en el cuerpo del espectador de manera tal que lo hace sentir físicamente inmerso en el universo sonoro de la trama.
  • A diferencia de otros procedimientos estéticos, el plano sonoro no comprende el límite entre platea y escenario. El sonido es indiferente al concepto de cuarta pared, está mas asociado a la ronda, a la circularidad, porque así es cómo se expande.23 FOTO 5 teatro-giego-de-Epidauro
  • Cuando un sonido se manifiesta, ya sea de manera intencional o no como un ruido, se manifiesta ante el espectador, el actor y el personaje simultáneamente.
  • A nivel práctico y también simbólico, el edificio teatral funciona como garante del silencio.

En una segunda instancia analizamos los sonidos como fuente de información espacial: Los sonidos traen consigo una carga informativa. Un sonido nos da cuenta del ambiente, o de la distancia que nos separa de la fuente sonora, o también del material, el tamaño e incluso el peso de los objetos que nos rodean.
En la vida cotidiana nos apoyamos en estas informaciones sencillas para organizar nuestros movimientos. El sonido nos pone en alerta, nos cuenta la distancia a la que pasa un vehículo o el nivel de agua mientras llenamos una botella.

Escénicamente esto es un gran artificio, permite proponer ambientes, movimientos, espacios, objetos, paisajes sin tener que desarrollarlo en un plano visual o concreto. Los sonidos en escena funcionan como metáfora, sinecdoque, referencia, analogía, contradicción, extrañamiento, sarcasmo o cualquier figura del lenguaje o estetica dramática, porque traen en sí mismos una información que manifiesta en el escenario y automáticamente se pone en relación con los objetos del espacio real consiguiendo una atmósfera unica y propia de la ficción.

Es por eso que el sonido imaginado y producido con fines escénicos al sacarse de contexto se desvanece, pierde fuerza porque pierde el corpus de sentidos del que es parte cuando participa de una propuesta de artes combinadas.

 

Por último abordamos algunas cuestiones espaciales del sonido grabado y las posibilidades de procesar los sonidos que surgieron junto con el audio digital y los nuevos soportes y formatos.

El sonido digital permite procesar los sonidos a bajo costo. Procesar significa aplicar diferente tipo de procesos (efectos, compresiones, ecualizaciones, filtros, distorsiones, variables de amplitud, variables de altura, etc) a la onda sonora para provocar distintos tipos de resultados.

 

 

Para producir y editar efectos sonoros es necesario contar con software específico. Muchas computadoras y teléfonos móviles traen incorporados a veces alguna opción sencilla. Existen infinidad de editores de audio de distinto tipo, desde versiones online, apps para dispositivos móviles, software básico pero efectivo de tipo doméstico, (Audacity, Garage Band, Sonar, Adobe Audition) y propuestas de tipo profesional conocidas en el mercado como DAW (Digital Audio Workstation) que son un conjunto de herramientas mas complejas que se obtienen bajo licencia paga (Ableton Live, Reason, Protools, Cubase)

Como el mercado avanzo a pasos agigantados es posible conseguir de manera gratuita software mas viejo pero muy efectivo. Propuestas como las de Soundforge, Cool Edit Pro, Sonar, Vegas, etc. que circulan en la web de manera gratuita en sus versiones mas viejas responden de manera muy eficiente y permiten procesos profesionales de manera simple. Para aprender a dominar un software de edición de audio hay tutoriales de todo tipo, y si se pretende ahondar en la producción musical es preciso entonces pensar en una capacitación y una licencia, en este momento el entorno mas desarrollado es Ableton Live

Saludos, nos vemos el jueves!

 

Publicado por Malena Graciosi

Diseñadora y compositora de Sonido Escénico. Diseñadora y realizadora de dispositivos sonoros no convencionales y fuentes sonoras intraescénicas, con énfasis en la reutilización de materiales de desecho.

Un comentario en “CLASE 4 – (27 sep 2018)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: